viernes, 27 de septiembre de 2013

Utilidad o belleza

Cuando la elegancia no es la preocupación en materia de bicicletas, como en la vida, a veces lo que importa es el el valor de uso que le damos a las cosas.
Aquí no se trata de una luz de leds, no se mide su desempeño en lumens, como si habláramos de una sofisticada lámpara de Cateye, sino de la función esencial de una lámpara, iluminar, sea para que te vean o para ser visto.
Tampoco hablamos de una parrilla fancy con una caja de súper, sino de cumplir las necesidades esenciales, basta adaptar una pequeña caja de plástico rígido y voilá, nuestro velocípedo tendrá alas para volar con su carga a donde se requiera.
Así que a veces, la belleza se encuentra en lo simple ¿o no?

No hay comentarios: