martes, 3 de noviembre de 2009

El alcalde y el pueblo bicicletero


Esa expresión de "pueblo bicicletero" siempre alude a una situación de atraso, de vergüenza, de pobreza y escasez. Es una frase llena de prejuicios que ha sobrevivido quizá desde la época del desarrollo estabilizador, a mediados del siglo pasado, cuando México comenzó a dejar de ser una sociedad rural y la mayoría de la población migró a las grandes ciudades.

Sólo que ahora, medio siglo después, vemos que las ciudades que construimos son peores que el más infernal de los pueblos bicicleteros: llenas de tráfico, contaminación, con ghettos aislados y zonas abandonadas, sin espacios públicos de calidad, con una desigualdad que asusta.

Así pues, la paradoja es que volver a nuestras ciudades "bicicleteras" puede significar recuperar algo de esos paraísos perdidos en donde el encuentro en la plaza pública era algo cotidiano, en donde la planeación urbana sea hecha para las personas y no para los automóviles.

No sé si el camino sea el que sigue el alcalde panista de León, Ricardo Sheffield, es más, quizá se equivoque en la manera en que busca impulsar el uso de la bici urbana y a la larga sus esfuerzos resulten poco útiles. Lo que no me cabe duda es que al menos está abriendo la discusión, pone ejemplo y trae a la discusión pública el tema. Eso sí es de aplaudir y por eso me dio gusto encontrarme con esta noticia en Milenio León. Aquí se las dejo. Saluditos y buena semana ¡Que el rebrote de influenza nos agarre confesados!

No hay comentarios: