jueves, 28 de mayo de 2009

IN MEMORIAN LILIANA CASTILLO

Liliana era fotógrafa, ilustradora, actriz, tenía 23 años. Su novio es un músico de Los Negretes. Tenían una vida de cuento. Yo no los conocía. Supe de ella por una nota en el periódico, justo su última imagen con vida, el mismo día en que mi hijo Diego me pedía permiso para irse a la escuela en bici y que, con un peso en el corazón le decía que sí, que saliera como hemos hecho juntos, ciudándose de conductores imprudentes. Manejando su bici sin distraerse y a la defensiva pero, al mismo tiempo, disfrutando del paseo y la adrenalina que te da pedalear por estas nuestras calle. Liliana no podrá hacerlo más. Murió hace una semana, el viernes 22, tras ser atropellada en su bicicleta, al cruzar avenida Universidad. ÓscarPereyra, su novio, narró con gran dolor esta historia en su página de MySpace, pero sobre todo, anunció la creación de un fondo para publicar la obra de Liliana de la que aquí pongo una muestra que encontré en el blog de otra espléndida ilustradora Citlaliniux. La tocada que anunció Óscar para recabar fondos ya pasó pero hay que estar pendientes y colaborar con él de alguna manera.

2 comentarios:

Ruth Pérez dijo...

Hola,

Llegué a tu página por esta nota.
Es escalofriante.
Estoy buscando perfiles de ciclistas urbanos y me gustaría mucho entrevistar a tu hijo que va a la escuela en bici. Llego meses buscando a chicos de prepa o secundaria, pero no es común. ¿Cómo te contacto a tu mail? El mío es: bicidfARROBAyahoo.com.mx

Saludos,

Citlaliniux dijo...

Hola Hector!
Todo esto ha sido muy doloroso. Leo tu nota y te agradezco infinitamente tu apoyo.

El blog de la fundación que hemos echado a andar es este:
http://fundacionlilianacastilloresendiz.blogspot.com/

estamos planeando diversas actividades, estaría genial poder estar en contacto contigo através de mail. Te dejo el mio y el de Oscar Pereira: citlalinushka@gmial.com, oh_gin@hotmail.com

Muchas gracias por tu apoyo. La nota donde discutes con tu hijo la mejor forma de salir en bici es genial, lo aplaudo!!. No hay que tener miedo Bienvenidas la prudencia y la precaución.

Gracias y un abrazo