jueves, 23 de abril de 2009

CON LA BICI A CUESTAS

Una mañana de domingo rumbo al paseo ciclista
Para llegar a Reforma en bicicleta un domingo y disfrutar de los 12 km de cierre vehicular hay muchas maneras. Una de ellas, aunque quizá no la mejor, es conseguir cómo llevarlas en automóvil. Aquí, mi fiel Melquiades (un PT Cruiser) lleva todas las que la familia utiliza para disfrutar los domingos de Reforma.
Es mucho más cómodo ir en metro pero sólo si se cumplen dos cosas: que puedas cargar con tu bici por escaleras y que viajes temprano cuando aún no hay mucha gente, porque después se complica entrar y salir de los vagones con todo y la bici.
Claro que para montar las bicis como las ves aquí necesitas un buen rack de techo y otro de jalón. Y primero, barras en el techo para montar el rack y un trunk trasero para el otro, en fin, toda una parefernalia a la que sólo puedes escapar si no tienes hijos pequeos, si tienes puras bicics plegables o si, como ahora se prevé, pronto existan bicis públicas de alquiler, como en Francia. ¡Ojalá se apuren!

No hay comentarios: