martes, 10 de marzo de 2009

¿PARA QUIÉN SON LAS CICLOPISTAS?


En el foro de los bicitekas se abrió una atractiva discusión sobre los 30 kilómetros de ciclopistas que se van a construir en el DF este año, que si son pocos, que ya se tardaron, que debemos presionar para que los terminen, que no hay voluntad política, etc., cuando en realidad la discusión podría darse sobre para qué, o para quién serán esas ciclopistas.
Y es que ahí esta el eje: cuando hablamos de construir ciclopistas en la ciudad ¿en qué usuarios estamos pensando? ¿para quién van a ser esas ciclopistas? ¿Cómo deben ser las políticas públicas para fomentar el uso de la bici en la ciudad?
Una discusión similar nos planteamos en la redacción del periódico Reforma hace nueve años, cuando se anunció la construcción de la primera ciclopista, la que hoy va de Chapultepec a la carretera a Cuernavaca (aunque interrumpida).
Varios pensábamos que la ciclopista debía construirse en el oriente de la ciudad, por Iztapalapa, donde circulan más ciclistas que en otras zonas, y nos enojaba la selección del lugar, a un lado del periférico, sin conectar con nada, como una pista de ornato.
Entonces vino un especialista colombiano, Ricardo Montezuma, y discutió sobre el tema con el reportero Iván Sosa, entre otros.
Sus argumentos nos convencieron.
Las ciclopistas son para bajar del auto a quienes saturan el espacio público con sus vehículos.
Los ciclistas que circulan por las calles sin ciclopistas no requieren de ciclopistas para hacerlo. No es que no quieran o las necesiten, pero aun sin ellas van a seguir circulando.

En cambio, sí necesitamos que los automovilistas se convenzan, que acepten la posibilidad de combinar el auto con la bici o de plano de cambiarlo. Y para ellos son las ciclopistas. Entonces hay que construirlas donde las vean, donde se sientan seguros.
Claro que hay mil usos urbanos extra para las ciclopistas, pero en principio una política pública para construir ciclopistas debería considerar este enfoque. Esperemos que en el DF lo hagan.


PD. Les dejo estas ideas de Enrique Peñalosa sobre el tema. Vale la pena leerlo, se disfruta y, sobre todo, deja huella.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo estube investigando un poco en la Red y descubri que hay una propuesta de convertir las vias del antiguo tren que iba a Cuernavaca en ciclopista, esto estaria muy bien, seria buena opcion no lo crees.

Rodman dijo...

Felicidades por la página y saludos, señor Zamarrón. Gaby Velázquez, otra ex Reforma como nosotros me dijo del blog. A ver cuándo salimos a rodar, ahora que Gaby está a punto de regresar a la actividad.

Un abrazo

Roberto Vargas